fbpx

Lo Simple Funciona

LA TEORÍA DEL ESTRÉS ACUMULATIVO

La teoría del estrés acumulativo

Imagina que tu salud y tu energía son una especie de cubo de agua.

✅ En tu vida diaria, hay muchas cosas que llenan el cubo: sueño, alimentación, meditación, entrenamiento…

❌ De igual manera, también hay muchas otras cosas que vacían el cubo: estrés, problemas, ansiedad, exceso de responsabilidades…

Las fuerzas que vacían tu cubo de agua, no tienen porqué ser todas negativas. Para vivir una vida productiva, es indispensable que haya algunas fugas en el cubo, por ejemplo: entrenar duro en el gimnasio, estudiar para las oposiciones, o producir contenido de valor. Aunque todas estas cosas sean fugas positivas, siguen siendo fugas que consumen energía.

Estas fugas son acumulativas, e incluso la fuga más pequeña puede llegar a provocar una gran pérdida de agua con el paso del tiempo.

La teoría del estrés acumulativo

Normalmente nado unos 3 días por semana. Durante mucho tiempo, pensé que lo suyo sería nadar y entrenar, al menos 5 días por semana, sin embargo, cada vez que agregaba un entrenamiento extra, aguantaba durante unas semanas, pero terminaba sintiéndome agotado o incluso dolorido.

Con el paso del tiempo me di cuenta del problema: el estrés es acumulativo.

Nadar y entrenar 3 días por semana, es un ritmo que puedo mantener perfectamente. En el momento en el que añado un cuarto día intenso, ese estrés adicional empieza a acumularse. En algún momento, la situación me vendría grande, e incluso podría llegar a lesionarme.

Es importante darse cuenta de que no todo tiene que ver con el deporte. El estrés también es acumulativo cuando tratas de construir un negocio o proyecto importante, cuando tienes que lidiar con situaciones incómodas, cuando aceptas más compromisos de los que puedes llegar a asumir… Todo suma.

Cómo mantener el cubo lleno

Si quieres mantener el cubo lleno, tienes dos opciones: rellenar el cubo constantemente, o dejarlo que se vacíe.

1️⃣ Rellenar el cubo constantemente significa aprender a descansar, tener tiempo para ti, alimentarte correctamente… en definitiva, crear tiempo para la recuperación.

2️⃣ Si dejas que el estrés en tu vida se acumule y vacíe el cubo, te verás obligado a descansar (ya sea por lesiones o enfermedades). Esta opción es un tanto más masoquista, pero ese descanso obligado volverá a llenar el cubo de energía. De los errores se aprende.

La recuperación no es negociable

Siempre he trabajado desde casa. Cuando terminé el instituto decidí que no quería pasarme el resto de mi vida yendo 8 horas diarias a una oficina, así que decidí emprender mi propio camino.

Trabajar desde casa puede ser una gran ventaja (y en cierto modo lo es), pero si no tienes la cabeza bien amueblada, puede destrozarte la vida.

Cuando eres tu propio jefe, eres la única persona que debe organizarse: no tienes horarios establecidos, no tienes plazos establecidos, e incluso no tienes un puesto de trabajo establecido.

Al principio todo era genial; mi casa, mis normas. Con el paso del tiempo te empiezas a dar cuenta de que no todo es color de rosa, sobre todo si estás tratando de sacar adelante un proyecto que te apasiona.

Me levantaba a las 8:00 am y me acostaba a las 2:00 am, pasaba de 10 a 12 horas sentado del tirón, comía mal (a veces ni comía con tal de no parar para hacer la comida), dejé de entrenar para no “perder tiempo”… ¿Cuál fue el resultado? Dos hernias discales y problemas de salud con tan sólo 22 años.

La recuperación no es negociable. Preocúpate por mantener siempre el cubo lleno.

Madrid, 2020
William

© 2020 Lo Simple Funciona.
Todos los Derechos Reservados